BUEY DE MAR RELLENO
www.elrincondemarimel.com

Inicio
Carnes
Pasta Arroces
Pescados
Mariscos
Pintxos
Tapas
Postres
Verduras Legumbres
Taller de Cocina


BUEY DE MAR RELLENO

 Aunque la mejor manera de degustar este marisco, es al natural, cocido, esta especie de ensaladilla ilustrada con la carne del buey de mar resulta muy sabrosa. Nosotros la hemos presentado dentro del propio caparazón del crustáceo. Pero es muy versátil, podemos utilizarla de infinidad de maneras, relleno de pimientos de piquillo, para poner encima de tostas o tartaletas, o para guarnecer una ensalada con brotes de lechuga. Seguro que le sacaréis mucho partido.


cocer un buey de mar

Ingredientes:

- Un buey de mar
- Un huevo cocido
- 2 ó 3 trozos de pimientos rojos de lata
- Una cucharada grande de mahonesa
- Una cucharadita de coñac.

PASO 1º:


 En primer lugar cocemos el buey vivo, con las patas hacia arriba, en una cazuela amplia con abundante agua fría salada y una hoja de laurel (foto 1ª). Aproximadamente 40 gramos de sal por litro de agua.
 El tiempo de cocción te lo dice el pescadero, de 10 a 15 minutos, desde que el agua empieza a hervir, dependiendo del peso del Buey (unos 12 minutos por Kg.).
 Una vez cocido, lo sacamos con cuidado con una espumadera, y lo dejamos enfriar, para manipularlo, siempre con las patas hacia arriba, para que no se le salgan los jugos..
 Separamos las patas y las reservamos. Abrimos la pieza siempre con el caparazón hacia abajo, para que no perdamos ningún jugo. Primero retiramos su colita (lo que sirve para reconocer el sexo, si ésta es ancha será hembra). Abrimos el caparazón, haciendo palanca con un utensilio metálico (ejmp. mango de una cuchara) desde el pequeño orifico creado al quitar la colita. Vertemos todos sus jugos interiores en un bol. También vamos depositando en él, todo lo comestible que lleva pegado, y las huevas si las tuviese. Desechamos las branquias que solo contienen arena y una bolsa que hay entre los ojos que contiene la hiel. Para quitarla, hay que dar un golpe en ese saliente que hay entre los ojos y sacar el trozo de cáscara que lleva pegado.
sacr la carne del centollo
buey de mar relleno
PASO 2º:

 El caparazón lo limpiamos bien, para luego utilizarlo como recipiente del relleno.
 Sacamos la carne del esqueleto interior, para ello, cortamos éste transversalmente en cuatro trozos. Con paciencia y ayuda de una brocheta, vamos retirando la carne (foto 2ª) y depositándola en el bol con el resto.
 Por otra parte, picamos el huevo y los pimientos finamente y lo añadimos a la carne. Incorporamos la mahonesa y el coñac, y mezclamos todo bien. Introducimos este relleno en el caparazón del Buey.
 Colocamos en el fondo de una fuente, como adorno, unas hojas de lechuga. Encima el caparazón relleno, y alrededor las patas, formando la silueta del buey de mar (foto 3ª).
 Otra forma de presentarlo, es limpiar las patas pequeñas de carne y añadírselas al relleno. Las patas grandes, le damos unos golpes y las ponemos enteras acompañando el caparazón
 NOTA: Esta receta nos ha sido enviada por Juan Carlos.


 
2017© www.elrincondemarimel.com