SOPA FRÍA DE ESPÁRRAGOS BLANCOS
www.elrincondemarimel.com

Inicio
Carnes
Pasta Arroces
Pescados
Mariscos
Pintxos
Tapas
Postres
Verduras Legumbres
Taller de Cocina

SOPA FRÍA DE ESPÁRRAGOS
BLANCOS

Ingredientes (4 pers.):

- 12 espárragos blancos
- Leche
- Medio vasito de nata líquida
- Un vasito de zumo de naranja
- Sal y pimienta blanca
- Almendra molida
- Una loncha gruesa de jamón serrano
- Aceite de oliva virgen extra

PASO 1º:


 En primer lugar, lavamos los espárragos para eliminar cualquier resto de tierra que pudiesen tener. Retiramos la parte trasera de los tallos que es muy dura y los pelamos con un pelapatatas, sin tocar las yemas, desde la punta hasta la base (foto 1ª). Tanto las peladuras como los trozos de tallo retirados los reservamos.
  Atamos los espárragos en tacos según su grosor, con una cuerda de cocina. Llenamos una cazuela alta hasta un poco más de la mitad, con agua, un 10% de leche, una pizca de azúcar y sal gorda. Añadimos las traseras de los tallos retirados y las peladuras (reforzarán el sabor) e introducimos los espárragos de pie, de manera que el agua no cubra las yemas (foto 2ª), éstas son muy tiernas y se cocinaran con el vapor de la cocción. Si utilizamos una cazuela muy ancha, donde los manojos quedasen muy holgados, podemos ayudarnos de un aro de emplatar, para situar el manojo y que éste permanezca siempre de  pie durante la cocción. Cuando el agua empiece a hervir, los tenemos de 10 a 14 minutos, según su grosor. Retiramos del fuego y los sacamos con cuidado, para no romperlos. Cortamos las yemas y las reservamos.
Spa fría de espárragos blancos
PASO 2ª:

 El resto, lo troceamos y lo colocamos en el vaso de la batidora, junto con un vasito del caldo de cocción, otro de zumo de naranja, una cucharada de almendra en polvo y un chorro de nata líquida. Sazonamos con sal, pimienta blanca, y trituramos.
Pasamos la crema por un colador fino, presionando con un cacillo. Comprobamos el punto de sazonamiento, tapamos con film y dejamos en la nevera hasta que se enfríe. Nos tiene que quedar como una sopa ligera.Para la guarnición, cortamos la loncha de jamón en taquitos. Colocamos éstos sobre un plato cubierto de papel de cocina. Metemos al microondas un minuto, para que el jamón se tueste un poco y quede crujiente.
 Rebozamos las yemas, pasándolas por la almendra molida.
 Colocamos la sopa fría, en unos cuencos o platos hondos. En el centro de éstos, de pie colocamos tres yemas. Decoramos los platos, esparciendo unos taquitos de jamón, con un chorrito de aceite de oliva y una hoja de perejil o de perifollo (foto 3ª).


 
2017© www.elrincondemarimel.com