POCHAS CON BOGAVANTE
www.elrincondemarimel.com

Inicio
Carnes
Pasta Arroces
Pescados
Mariscos
Pintxos
Tapas
Postres
Verduras Legumbres
Taller de Cocina

 

POCHAS CON BOGAVANTE

pochas

Ingredientes (4 pers.):

- Un bogavante

*Para la cocción de las pochas:
- 300 grs. de pochas
- 1 cebolleta
- Medio pimiento verde
- 2 dientes de ajo
- Un tomate
- 2 pimientos choriceros
- Aceite de oliva extra suave
- Sal y pimienta
*Para el sofrito:
- Una cebolla
- Un pimiento verde
- ½ pimiento rojo
- 2 dientes de ajo
- 2 tomates maduros

PASO 1º:

 Primero desgranamos las pochas, las sacamos de su vaina y las lavamos bien. No necesitan remojo, porque es una legumbre fresca.
 Para cocinarlas, ponemos las pochas  en una cazuela junto con las verduras, un chorretón de aceite de oliva y sal. Cubrimos con agua unos tres dedos por encima. Tapamos y las tenemos a fuego lento hasta que estén blandas, unos 35 minutos desde que empiecen a hervir (foto 1ª). No removeremos durante la cocción para no romperlas y las iremos desespumando, es decir, quitándoles las impurezas que salgan a la superficie. 
  Una vez que estén cocidas, retiramos con cuidado las verduras (las desechamos o las podemos utilizar para complementar un puré) y reservamos por partes el resto. Por un lado las pochas, por otro el caldo y por el otro la pulpa de los pimientos choriceros, a los cuales les sacamos su carne rascándola con un cuchillo.




cocer bogavante


patas de bogavante

PASO 2º:

 Preparamos el bogavante, lo sumergimos vivo en el agua hirviendo y rápidamente lo sacamos (foto 2ª) y lo introducimos en el agua con hielo con sal. Así al cortarlo no se le escaparan los jugos.
 A continuación procedemos a cortar el bogavante en sus distintas partes de la siguiente forma:
 Con unas tijeras retirar la antena y cortamos en dos las patas pequeñas.
 Separamos la cabeza de la cola, y cortamos ésta en medallones.   La cabeza la partimos en dos a lo largo, y le sacamos los jugos.  Las pinzas grandes las rompemos con la parte de atrás del cuchillo, y reservamos su carne (foto 3ª).

PASO 3º:

 Con las trozos menos nobles del bogavante, preparamos  un caldo concentrado.  En una cazuela con un poco de aceite rustimos la cabeza, las antenas, las patas pequeñas y las cascaras de las patas grandes.
 Añadimos alguna verdura, parte blanca de un puerro, un tomate maduro, un ajo, media cebolla, y cubrimos al ras con el caldo de la cocción de las pochas. Salpimentamos y cocinamos durante unos 15 minutos. Colamos y ponemos a punto de sazonamiento.
  En otra  cazuela baja y con fondo grueso, ponemos a dorar a fuego fuerte, con un chorrito de aceite los medallones del bogavante troceado (foto 4ª). Una vez dorado los retiramos a una fuente y reservamos.



bogavante



pochas con bogavante

PASO 4º:

 En la misma cazuela, a fuego lento, elaboramos un sofrito con ajo, cebolla picada, pimiento verde y rojo troceado. Cuando la verdura esté bien rehogada, añadimos la pulpa del pimiento choricero que habíamos reservado y el tomate rallado. Esperamos un par de minutos que evapore el agua,  y vertemos un chorrito coñac o vino blanco. Dejamos que evapore el alcohol. Incorporamos a la cazuela las pochas escurridas y vertemos un par de cazos del caldo. Esperamos un par de minutos que se unifiquen los sabores.
  Apagamos el fuego e incorporamos los medallones del bogavante. Corregimos el sazonamiento.
 Servimos, espolvoreando por encima de cada uno de los platos con un poco de perejil picado, y vertiendo un chorrito de aceite de oliva virgen extra (foto 5ª).

 NOTA: La alubia pocha es una legumbre alargada, de color verde pálido, muy mantecosa, de piel imperceptible tras su cocción y de sabor muy fino al paladar. Se degusta fresca, por lo que no necesita remojo previo y su tiempo de cocción es mucho más pequeño que las alubias secas. Como su temporada es muy corta, se conservan congeladas, para poder utilizarlas durante todo el año. Reciben este nombre por el color pálido de su vaina en el momento de la recolección.
Combina muy bien con pescados o mariscos.

 

 
2018© www.elrincondemarimel.com