LASAÑA DE VERDURAS CON BECHAMEL DE TOMATE Y CREMA DE ESPINACAS
www.elrincondemarimel.com

Inicio
Carnes
Pasta Arroces
Pescados
Mariscos
Pintxos
Tapas
Postres
Verduras Legumbres
Taller de Cocina

LASAÑA DE VERDURAS CON BECHAMEL DE TOMATE Y CREMA DE ESPINACAS


Ingredientes ( 4 pers.):


- 8 láminas de lasaña verdes
- 250 grs. de judías verdes
- 4 zanahorias pequeñas
- 250 grs. de champiñones
- Queso Emmental
- Aceite de oliva
*Para la crema de espinacas:
- Una cebolleta
- Un diente de ajo
- 2 patatas medianas
- 400 grs. de espinacas
*Para la bechamel de tomate:
- ½ litro de leche
- 30 grs. de harina
- 30 grs. de mantequilla
- Sal y pimienta blanca
- Nuez moscada
- 1 dl. de salsa de tomate

PASO 1º:

 En primer lugar elaboraremos la bechamel. Para ello, en un cazo ponemos a calentar la mantequilla, con un chorrito de aceite (para que no se nos queme ésta). Añadimos la harina, y rehogamos, removiendo con una varilla enérgicamente, para que no se formen grumos.
  Vertemos la leche fría poco a poco, sin dejar de remover. Sazonamos con sal, pimienta y un poco de nuez moscada. Bajamos el fuego al mínimo y dejamos que se nos cocine durante al menos 15 minutos, para que pierda el sabor de la harina cruda. Durante este tiempo, seguiremos removiendo constantemente, para que no se nos agarre al fondo.
Por otra parte, cortamos los extremos de las judías verdes, les quitamos los hilos, las lavamos y cortamos en trozos de 1 a 2 cm. Pelamos las zanahorias, las lavamos y las cortamos igualmente en trozos de 1 a 2 cm.

PASO 2º:

  Ponemos dos cazuelas a hervir con agua sazonada con sal. Cuando hiervan a borbotones, echamos en una las judías verdes y en la otra la zanahoria. Cuando vuelva a hervir de nuevo el agua, dejamos cocer a fuego medio, sin tapadera, las judías durante 8 ó 10 min., y las zanahorias de 10 a 12 minutos. Ambas verduras nos han de quedar "al dente". Transcurrido ese tiempo, sacamos directamente cada verdura a un bol con agua fría y hielos, para que se pare su cocción y mantengan sus colores vivos.
 Por otra parte limpiamos los champiñones y los cortamos en cuadraditos. Los sofreímos en una sartén con un poco de aceite de oliva, a fuego vivo, hasta que se evapore el agua que sueltan (foto 1ª). Salpimentamos, bajamos el fuego y les dejamos cocinar un par de minutos más. Añadimos las otras dos verduras escurridas y dos cucharadas de bechamel (foto 2ª). Mezclamos todo bien, ponemos a punto de sazonamiento y reservamos el relleno.
 
PASO 3º:

 El resto de la bechamel la mezclamos con la salsa de tomate.
 Para la crema de espinacas, rehogamos la cebolleta cortada en juliana junto con el ajo en una cazuela con un chorrito de aceite. Cuando empiecen a tomar color, agregamos las patatas peladas y troceadas. Rehogamos, sazonamos y cubrimos de agua. Dejamos cocer 18 minutos, y añadimos las espinacas lavadas. Cocinamos durante 4 minutos más, trituramos (foto 3ª) y pasamos por un colador fino. Ponemos a punto de sal y reservamos caliente.
 Para cocer la pasta, ponemos a calentar abundante agua en una cazuela con una pizca de sal. Cuando ésta hierva, introducimos las hojas de lasaña de una en una. Cuando el agua rompa de nuevo a hervir, bajamos el fuego y dejamos que cuezan el tiempo recomendado por el fabricante. Retiramos con cuidado, y las extendemos encima de una mesa secándolas con papel de cocina o un paño limpio (foto 4ª).
 

lasaña de verduras con bechamel de tomate y crema de espinacas
PASO 4º:

 Colocamos a lo largo dos láminas de lasaña, en una fuente untada de mantequilla. Encima un tercio del relleno de verdura. Cubrimos con una nueva capa de lasaña, y sobre ésta volvemos a colocar más verdura. Así hasta poner las 8 láminas y todo el relleno. Napamos la lasaña con una capa ligera de bechamel de tomate, y la espolvoreamos con queso recién rallado.
 Metemos al horno unos minutos con el gratinador encendido, para que se nos calienten todos los ingredientes y se nos funda el queso.
 Cortamos en 4 porciones y las colocamos en el plato de cada comensal. Acompañamos con la crema de espinacas caliente (foto 5ª).
 NOTA: Podemos añadir o remplazar éstas por otras verduras, coliflor, pencas de acelgas, espárragos verdes, ... , pero siempre procurando darle el punto justo de cocción a cada verdura para que quede " al dente".
 Hay que procurar que la cantidad de bechamel que añadamos al relleno, así como, la que utilizamos para napar la lasaña, sea ligera, para que no reste protagonismo a la verdura.

 
2017© www.elrincondemarimel.com