CREMA FRÍA DE CALABACÍN CON ATÚN
www.elrincondemarimel.com

Inicio
Carnes
Pasta Arroces
Pescados
Mariscos
Pintxos
Tapas
Postres
Verduras Legumbres
Taller de Cocina


CREMA FRÍA DE CALABACÍN CON ATÚN


Ingredientes (4 pers.):

- 500 grs. de calabacines pequeños
- Parte blanca de un puerro
- Una cebolleta
- Medio litro agua o caldo de ave
- Manojo de cilantro
- Aceite de oliva virgen extra
- 100 grs. de quesitos 0% M.G.
- Sal y pimienta
- 40 grs. de aceitunas negras
- 400 grs. de atún


PASO 1º:

 Para la crema de calabacín, en una cazuela con un chorrito de aceite, pochamos a fuego suave la cebolleta picada, junto con el  puerro también picado,  sin que nos coja color durante unos 5 minutos.  Añadimos el calabacín con piel (previamente bien lavado) cortado en tiras, el manojo de cilantro y seguimos rehogando otros 10 minutos más, pochando bien la verdura sin que nos coja color (foto 1ª). Este rehogado aportará mucho sabor a nuestra crema.
 Pasado este tiempo, cubrimos con agua y cocemos durante unos 20 minutos.
 Una vez que las verduras estén blandas, retiramos parte del agua de cocción (el calabacín soltará agua). No la tiraremos, es un perfecto caldo para beberlo, así, caliente o utilizarlo en otra preparación. Trituramos con la batidora a máxima potencia.


crema de calabacín


atún a la plancha


PASO 2º:

 A la vez que vamos triturando, le vamos incorporando los quesitos (foto 2ª). Nos tiene que quedar una crema ligera, si vemos que nos quedase espesa, la aligeramos con un poco del caldo reservado. Ponemos a punto de sazonamiento y dejamos enfriar.
 Para decorar elaboraremos una aceite de aceitunas negras, para ello previamente deshidratamos las aceitunas. Para ello, extendemos las aceitunas en un plato y colocamos este encima o cercano a una fuente de calor. Nosotros hemos utilizado la calefacción.  Mantenemos unos días, hasta que pierda el agua, y se deshidraten. En este momento las trituramos, ayudándonos de un chorrito de acetite. Reservamos.


PASO 3º:

 El atún lo cortaremos en trocitos de 3 x 3. Ponemos una sartén antiadherente al fuego, y en ella a fuego fuerte, marcamos los trocos de atún por todas sus caras (foto 3ª), procurando que apenas le llegue el calor al centro, para que el interior nos quede prácticamente crudo, y no se nos seque el pescado. Sacamos sobre papel de cocina y sazonamos con sal gruesa.
 Servimos la crema, acompañándola de unos trozos de atún templado o caliente. Por último a modo de decoración, ponemos por encima un chorrito del aceite de aceitunas negras.
 Servimos (foto 4ª).
 NOTA: esta crema la podemos tomar tanto caliente como fría, en este caso la vamos a poner fría, como una vichysoisse, pero en el invierno la podemos comer caliente.


crema fría de calabacín con atún
 
2017© www.elrincondemarimel.com