SEPIA EMPANADA CON ALIOLI
www.elrincondemarimel.com

Inicio
Carnes
Pasta Arroces
Pescados
Mariscos
Pintxos
Tapas
Postres
Verduras Legumbres
Taller de Cocina

SEPIA EMPANADA CON ALIOLI


Ingredientes :

- Una sepia limpia
- Pan rallado
- Un huevo

Para el alioli:
- Un huevo pequeño
- Una taza ( unos 200 grs. ) de aceite de oliva virgen extra
- Un diente de ajo pelado
- Una cucharadita de vinagre de Jerez o de zumo de limón recién exprimido
- Sal al gusto

 

PASO 1º:

 Para preparar el alioli de forma rápida, cascamos el huevo en el vaso de la batidora. Añadimos dos cucharadas de aceite de oliva, el diente de ajo ( al que le cortamos por la mitad y le quitamos el germen, (foto 1ª) para que no repita ) y el vinagre o el zumo de limón. Con la ayuda de la batidora, mezclamos todo a gran velocidad hasta que el ajo quede completamente triturado y se convierta en una pasta suelta. Después, poco a poco, añadimos el resto del aceite de oliva mientras continuamos batiendo a gran velocidad. Si la mezcla nos parece demasiado espesa cuando empecemos a añadir el aceite, agregamos una cucharadita de agua para que la salsa quede más suelta. Continuamos añadiendo el aceite y batiéndolo hasta que tengamos un alioli rico y cremoso. Por último añadimos sal al gusto.
 A la sepia la limpiamos quitándole los tentáculos y las aletas laterales, que reservamos. Le quitamos la pielecilla fina que le recubre. Cuando esta membrana no se quita, estrangula la carne y la hace correosa. Hacemos con la sepia unos filetes mas o menos iguales, guardando los recortes.
 Los recortes, las aletas y los tentáculos los guardamos o congelamos para hacer un arroz negro riquísimo o utilizarlo en una paella. A los filetes les hacemos por ambas caras unos cortes, formando unos rombos (foto 2ª), para que el calor penetre más fácilmente.

sepia empanada con alioli

PASO 2º:

 
  Pasamos estos filetes por pan rallado, huevo batido y pan rallado aplastándolo con las manos para hacer una costra a la sepia. Guardamos en la nevera hasta el momento de cocinarlos.
  Cuando los fríamos, lo haremos en abundante aceite caliente. Hay que hacerla poco a poco, hasta que la costra coja color. Sacamos sobre papel absorbente para quitar el exceso de aceite.
La sal la echaremos al final, ya que al encogerse nos quedaría salada. Si la sepia es congelada es conveniente ponerla poca sal, ya que los productos que se utilizan para el ultra congelado la salan. Servimos acompañado de unos tomates cherry y el alioli. (foto 3ª)
NOTA: Si el huevo y el aceite no ligan y la salsa se corta, para recuperarla, añadiremos poco a poco, mezclando, una cucharada de agua tibia, después volveremos a mezclarla con aceite hasta obtener la mezcla cremosa que buscábamos.
 Una forma exitosa de empanar la sepia, así como algunos pescados blancos, es elaborar "un pan rallado" tritururando mitad de pan duro y mitad de frutos secos (almendras, pistachos, ancardos...).


 
2017© www.elrincondemarimel.com