RAVIOLIS DE CALABACIN RELLENOS DE OREJA DE CERDO
www.elrincondemarimel.com

Inicio
Carnes
Pasta Arroces
Pescados
Mariscos
Pintxos
Tapas
Postres
Verduras Legumbres
Taller de Cocina


RAVIOLIS DE CALABACÍN RELLENOS DE OREJA DE CERDO

Ingredientes (4 pers.):
 
- 100 grs. de setas
- Una lata o bolsa de orejas de cerdo cocidas
- Un calabacín
- Mahonesa
- Pimentón
- Harina de tempura
- Agua muy fría
- Sal y pimienta
- Aceite de oliva


PASO 1º:

 Abrimos la lata o la bolsa de las orejas, las ponemos en un bol y las calentamos unos minutos en el microondas. También podemos cocerlas nosotros (Ver Cocer). Picamos su carne.
  En una sartén con un chorrito de aceite muy caliente, sofreímos las setas cortadas en trozos pequeños. Cuando estén rehogadas, añadimos las orejas y salpimentamos (foto 1ª). Después de unos minutos, retiramos la sartén del fuego y tapamos con papel de aluminio para que se sigan haciéndose. Dejamos enfriar el relleno y lo reservamos.
 Por otra parte cortamos los extremos del calabacín obteniendo un trozo de unos 20 cm. de largo lo más recto posible. Laminamos en tiras finas longitudinalmente, con ayuda de una mandolina o de un cuchillo muy afilado. Introducimos las tiras en una cazuela con agua hirviendo, sal y un poco de aceite, y las cocemos a fuego suave durante unos 2 ó 3 min., para que se vuelvan moldeables. Retiramos con cuidado para no romperlas, con ayuda de una espumadera y las secamos sobre papel de cocina.

raviolis de calabacín rellenos de oreja de cerdo

PASO 2º:

 Colocamos dos tiras de calabacín en forma de cruz, y en su intersección, una cucharada de relleno. Enrollamos la masa con las tiras hasta formar un paquetito en forma de ravioli (foto 2ª). Hacemos la misma operación con el resto de láminas de calabacín y de masa.
 Colocamos en un bol un par de cucharadas de harina de tempura y vamos vertiendo el agua fría sobre ella, removiendo hasta obtener una mezcla ligera que nape.
 Pasamos los raviolis por la tempura, y los freímos en abundante aceite caliente hasta que se doren, sacándolos sobre papel de cocina, para que suelten el exceso de grasa.
 Mezclamos en un bol, 4 cucharadas soperas de mahonesa y un poco de pimentón, e introducimos la salsa resultante, en un cucurucho de papel.
 Servimos tres o cuatro paquetitos en cada plato (según el tamaño). Cortamos la punta del cucurucho y decoramos el plato con la mahonesa de pimentón. (foto 3ª).
 NOTA: podemos utilizar en lugar de orejas, manitas, morro, carrilleras u otra parte del animal gelatinosa.
 Esta receta nos sirve igualmente para degustarla en forma de pintxo, o como segundo plato.


 
2017© www.elrincondemarimel.com