MILHOJAS DE MANGO CON TEJAS DE COCO
www.elrincondemarimel.com

Inicio
Carnes
Pasta Arroces
Pescados
Mariscos
Pintxos
Tapas
Postres
Verduras Legumbres
Taller de Cocina

 


MILHOJAS DE MANGO CON TEJAS DE COCO




cortar mango


Ingredientes:

*Para el milhojas:
- 2 mangos
- 100 grs. de nata
- 2 yemas de huevo
- Una cucharadita de miel
- Una rama de vainilla
- Piel de naranja

*Para las tejas de coco:
- 100 grs. de coco rallado
- 100 grs. de azúcar
- 85 grs. de claras de huevo
- 20 grs. de mantequilla

- Helado de almendras

PASO 1º:

  Para el milhojas de mango, primero le daremos aroma a la nata. Para ello ponemos a hervir la nata en un cazo junto a la vaina de vainilla abierta al medio y dos o tres tiras de piel de naranja. Cuando hierva, apartamos del fuego, tapamos y dejamos infusionar hasta que enfríe. Pasamos la nata a un bol a través de un colador. Le ponemos una pizca de sal, le añadimos dos yemas de huevo, una cucharilla de miel y mezclamos bien.
 Por otra parte, pelamos la fruta y la cortamos en rodajas finas (*) (mejor con una mandolina, para que nos queden todas del mismo grosor) (foto 1ª).




preparar molde



milhojas mango


PASO 2º:

 Para hornear el milhojas, utilizaremos un molde tipo plum-cake, previamente untado con mantequilla, al cual le colocamos una tira de papel sulfurizado, también untado en mantequilla, cubriendo el fondo, para después desmoldarlo fácilmentede (foto 2ª).
 Cubrimos el fondo del molde, con una capa de láminas de mango, montadas un poco unas sobre otras, untándolas cada una de ellas con la mezcla de nata y yema. Colocamos encima otra capa (foto 3ª), y así seguimos cubriendo el molde de capas untadas de nata, hasta completar la altura que queramos dar al milhojas.

PASO 3º:

  Cocemos en el horno precalentado a 180 ºC, unos 10-15 minutos, dependiendo del grosor que le demos, hasta que al pinchar el milhojas con una brocheta, esta salga limpia, eso querrá decir que se ha cuajado y que las láminas de mango quedarán unidas por esta mezcla como de flan.
  Sacamos y dejamos enfriar en el molde para poder desmoldarlo sin problemas.



tejas de coco



tejas de coco


PASO 4º:

  Para acompañar, preparamos las tejas de coco. Mezclamos el azúcar con las claras. Añadimos el coco rallado, la mantequilla derretida y mezclamos. Dejamos reposar al menos 6 horas en la nevera.  Sobre una bandeja cubierta de papel sulfurizado, con ayuda de una cuchara depositamos pequeñas cantidades de masa separando unas de otras. Aplastamos con la punta de los dedos mojados con agua, hasta obtener una masa plana redondeada (foto 4ª).

PASO 5º:

  Metemos al horno a 180 ºC,  hasta que empiecen a tomar color por los bordes, y se queden crujientes, unos 8-10 minutos.  Retiramos, y en caliente, ayudándonos de un rodillo, las depositamos encima y doblamos con cuidado, dándole forma de teja (foto 5ª).
 Una vez enfriado el pastel de mango, pasamos una puntilla por los extremos, donde no tenemos papel (foto 6ª) para separlo de esas paredes. A continuación ayudándonos del papel, procedemos a desmoldarlo.
 Con un cuchillo muy afilado, cortamos en porciones.  
 



milhojas mango



milhojas de mango con tejas de coco


PASO 6º:

 A la hora de emplatar, espolvoreamos cada porción por encima de azúcar y caramelizamos con un soplete.
 Servimos los milhojas de mango, acompañándolos de unas tejas de coco y una bola de un helado (foto 7ª).
  NOTA: Podemos utilizar otras frutas, como manzanas, peras, melocotones…etc. Si nos sueltan mucha agua al hornearse, puede que la unión de las distintas capas nos quede poco compacta. Podemos solucionarlo espolvoreando entre ellas un poco de algún gelificante, como agar agar en polvo.
 A nosotros nos ha soltado algo de jugo el mango, pero la consistencia era suficiente y el resultado de la textura era muy bueno.

 (*) Consejo para cortar las láminas de los mangos: El mango contiene en su interior un hueso de forma peculiar, largo, ancho y plano. Tenemos que tenerlo en cuenta a la hora de cortar las láminas. Ponemos el mango en posición vertical con el extremo del tallo hacia abajo. Colocamos el cuchillo aproximadamente a unos 0,5 cm. del centro de la línea más ancha, y cortamos hacia abajo, a través del mango. Giramos y repetimos la operación. Lo que queda en la rodaja de en medio, es en su mayoría el hueso. Las otras dos partes que son solo carne, son las que utilizaremos. Las pelamos con un pelador y las cortamos con la mandolina.


 
2017© www.elrincondemarimel.com