BIZCOCHO INTEGRAL CON PISTACHOS Y FRUTAS ROJAS
www.elrincondemarimel.com

Inicio
Carnes
Pasta Arroces
Pescados
Mariscos
Pintxos
Tapas
Postres
Verduras Legumbres
Taller de Cocina

BIZCOCHO INTEGRAL CON PISTACHOS Y FRUTAS ROJAS




Ingredientes :

- 250 grs. de harina integral
- 80 grs. de azúcar moreno
- 3 huevos
- 150 grs. de de leche
- 75 grs. de aceite de oliva suave o girasol
- Un sobre de levadura Royal
- La ralladura de 1 limón
- 100 grs. de frutas rojas deshidratadas
- 75 grs. de pistachos pelados
- Una nuez de mantequilla para untar el molde
- Una cucharada de harina para espolvorear el molde
- Azúcar glasé

PASO 1º:

 Colocamos las frutas deshidratadas (en mi caso fresas) en un bol cubiertas de agua templada. Dejamos que se ablanden (foto 1ª).  Usaremos un molde rectangular (de los de cake). Si es metálico, untamos con mantequilla, su interior. Después lo espolvoreamos con una cucharada de harina y  lo balanceamos con ambas manos, de manera que la harina se adhiera bien a las paredes interiores. Retiramos la harina sobrante. Si utilizamos un bol de silicona, esta operación no haría falta, ya que estos se desmoldan fácilmente.










PASO 2º:

 Encendemos el horno, a 180º, en la posición de calor por arriba y por debajo o ventilador.
 Para elaborar el bizcocho, batimos las claras con la varilla, hasta que estén bastante esponjosas. Añadimos las yemas, y mezclamos  Incorporamos los líquidos, la leche y el aceite, y volvemos a mezclar. Añadimos también, el azúcar moreno y la ralladura de limón (foto 2ª)
 
PASO 3º:

 Por último, juntamos la harina integral con la levadura y una pizca de sal y la tamizamos (pasándola por un colador) sobre la mezcla anterior. Mezclando bien con una espátula de abajo hacia arriba, hasta que la harina esté bien integrada y no queden grumos.
  Escurrimos las fresas, y las picamos en trozos del tamaño de los pistachos. Añadimos las fresas y los pistachos a la masa (foto 3ª), y la vertemos sobre el molde elegido.  










PASO 4º:

 Introducimos el bizcocho en  el horno precalentado, a 180º, durante 35 minutos. Comprobaremos que está cocido introduciendo una aguja fina en el centro. Si sale limpia, el bizcocho está hecho, si no, lo dejamos unos minutos más. 
 El bizcocho se reventará ligeramente en la superficie. Se desmolda en caliente y se espolvorea generosamente con azúcar glacé (foto 4ª). Cortamos en rodajas gruesas y servimos (foto 5ª).
 Es ideal para desayuno o merienda, acompañando un café o un buen chocolate caliente.
 
2017© www.elrincondemarimel.com