AJOBLANCO CON MOJAMA Y GRANIZADO DE TOMATE
www.elrincondemarimel.com

Inicio
Carnes
Pasta Arroces
Pescados
Mariscos
Pintxos
Tapas
Postres
Verduras Legumbres
Taller de Cocina

AJOBLANCO CON GRANIZADO DE TOMATE Y MOJAMA

Ingredientes (4 pers.):

*Para el ajoblanco:
- 250 grs. de almendras peladas sin tostar
- ½ diente de ajo
- 5 cl. de aceite de oliva virgen extra suave
- Una cucharada de vinagre de  Jerez
- La miga de un trozo de pan blanco del día anterior
- Sal
- ½ litro de agua fría
 *Para el granizado de tomate:
- 2 tomates medianos maduros
- Un chorrito de aceite de oliva
- Sal y azúcar

- 50 grs. de mojama
PASO 1º:

 Para el granizado trituramos los tomates, con una pizca de sal, otra de azúcar y un chorrito de aceite de oliva. Pasamos a través de un colador fino. Calentamos una pequeña parte y disolvemos en ella la hoja de gelatina previamente remojada en agua fría y escurrida. Juntamos con el resto del zumo de tomate y lo vertemos en un tupper. Tapamos y lo metemos en el congelador hasta que se endurezca, mejor hasta el día siguiente. Al añadir la gelatina conseguiremos que al emplatar el granizado, éste aguante más tiempo sin soltar agua.
 Para elaborar el ajoblanco, colocamos en el vaso de la batidora, el pan previamente remojado,  las almendras, el ajo, el vinagre, un poco de  sal y un poco de agua (foto 1ª). Trituramos hasta que quede una masa fina y uniforme. A continuación vamos  añadiendo poco a poco, sin dejar de batir, el aceite de oliva como si se tratara de una mayonesa. Una vez bien integrado, vertemos el agua poco a poco, hasta que la preparación adquiera la consistencia deseada. En esta ocasión de sopa ligera.
granizado de tomate
ajoblanco con granizado de tomate y mojama

PASO 2º:


 Si lo fuésemos a utilizar para el acompañamiento de un pescado,  le daríamos más consistencia, como de una salsa o una mahonesa. Rectificamos de sal y vinagre si hiciese falta. Pasamos por un chino y reservamos en la nevera hasta su degustación.
 Cuando vayamos a servir, sacamos del congelador el tupper con el zumo de tomate congelado y con la ayuda de un tenedor rascamos la superficie para sacar escamas y convertir el zumo congelado en un magnífico granizado (foto 2ª).
  Servimos en un plato hondo el ajoblanco frío. Sobre él colocamos de la manera más estética, el granizado de tomate y la mojama en tiras muy finas. Por último añadimos unas gotas de aceite por encima del granizado, de la mojama y alrededor del ajoblanco para darle brillo y sabor (foto 3ª).
 NOTA: hay que tener en cuenta, a la hora del sazonamiento del ajoblanco, que la mojama es un producto salado. La mojama son lomos de atún curados en salazón. Si no nos gusta, podemos sustituirlo por jamón ibérico o cecina.

 
2017© www.elrincondemarimel.com