SALMÓN A LA PLANCHA CON PICO DE GALLO DE MANGO
www.elrincondemarimel.com

Inicio
Carnes
Pasta Arroces
Pescados
Mariscos
Pintxos
Tapas
Postres
Verduras Legumbres
Taller de Cocina

SALMÓN A LA PLANCHA CON PICO DE GALLO DE MANGO

 El pico de gallo, es una especie de salsa mejicana, que sirve de acompañamiento a carnes y pescados y esta compuesto de una diversidad de verduras y frutas, cortadas en cuadraditos pequeños y aliñadas (aceite, zumo de lima…). Es como nuestra vinagreta con cebolleta, tomate y pimiento picadito, pero sin renunciar a acompañarla de otras verduras y frutas, que le aporta otros toques aromáticos. Seguro que cuando la probéis, repetiréis y experimentaréis con otras frutas y verduras.


Ingredientes (4 pers.):

- 4 lomos de salmón de 150 grs. cada uno
- 2 tomates
- Una cebolleta
- Un mango
- Un aguacate
- Una cucharada de cilantro
- Aceite de oliva virgen extra Arbequina
- Vinagre de manzana o zumo de lima
- Sal

PASO 1º:


 Para la salsa pico de gallo, pelamos el mango y los tomates. A estos últimos les quitamos las pepitas. Al aguacate lo partimos por la mitad, le quitamos el hueso y con una cuchara le sacamos las dos mitades. Cortamos en dados pequeños la cebolleta, los tomates, el aguacate y el mango, y los disponemos en un bol  amplio. Añadimos el cilantro picado (foto 1ª) y aliñamos con una pizca de sal, un chorrito de vinagre y un buen chorro de aceite, al gusto. Reservamos.
  Limpiamos la piel del salmón minuciosamente de escamas. Cortamos en rodajas de unos 5 cm. de ancho. Separamos cada una en dos mitades y  retiramos tanto el hueso central como las espinas que pudiesen tener, dejando unos lomos limpios de unos 150 grs. cada uno.


salmón a la plancha con pico de gallo

PASO 2º:


 En una plancha o sartén antiadherente, moderadamente caliente, cocinamos el salmón. Para ello, untamos ligeramente los lomos de salmón con aceite de oliva. Los asamos tres minutos por cada lado, primero con la piel hacia arriba, luego por el otro lado y un minuto por los laterales. Los vamos sazonando según les damos la vuelta, para que la sal no penetre en la carne del salmón y produzca la salida de los jugos. Nos tienen que quedar bien dorados por sus caras, pero cruditos en su interior, para que nos quede jugoso (foto 2ª). Si hacemos el salmón en exceso nos resultará seco.
 Servimos en cada plato un lomo de salmón recién cocinado, cubierto con el pico de gallo (foto 3ª).
 NOTA: el salmón es un tipo de pescado azul, y como tal aporta proteínas de buena calidad y grasa omega 3, la cual ejerce un papel importante en la prevención de en enfermedades cardiovasculares. Además contiene vitaminas liposolubles A y D y minerales como el magnesio y el yodo.

 
2017© www.elrincondemarimel.com