BONITO EN ESCABECHE CON ENSALADA DE RUCULA
www.elrincondemarimel.com

Inicio
Carnes
Pasta Arroces
Pescados
Mariscos
Pintxos
Tapas
Postres
Verduras Legumbres
Taller de Cocina

BONITO EN ESCABECHE CON ENSALADA DE RÚCULA


Ingredientes (4 pers.):


- 2 rodajas gruesas de bonito del norte
- Un vaso y medio de aceite de oliva
- Medio vaso de vinagre de vino blanco o de manzana
- Medio vaso de vino blanco
- Medio vaso de agua
- Una cebolla
- 2 zanahorias
- 2 hojas de laurel
- 3 dientes de ajo
- Unos granos de pimienta negra
- Harina
- sal
*Para la ensalada de rúcula:
- 200 grs. de rúcula
- Aceite de oliva virgen extra
- Medio limón verde
- Sal
- Queso parmesano y piñones (opcional)

PASO 1º:

 Cortamos el bonito en rodajas gruesas para que nos quede jugoso.Sazonamos y enharinamos. Doramos en una sartén con aceite por ambos lados para que se nos haga una costra y no se le salgan los jugos (foto 1ª). Reservamos.
  En una cazuela vertemos el vaso de aceite (podemos utilizar el aceite de freír el bonito colado previamente) y pochamos en él, la cebolla y las zanahorias cortadas en juliana, junto con los ajos enteros machacados (les damos un golpe, para que suelten su sabor). Cuando empiecen a pocharse, añadimos las hojas de laurel, los granos de pimienta y los medios vasos de vinagre, agua y vino blanco. Dejamos que hierva a fuego medio durante unos minutos y que se evapore el alcohol del vino. Bajamos el fuego (que sea suave) e introducimos las rodajas de bonito. Tapamos la cazuela y las dejamos que se acaben de cocinar durante 3 o 5 minutos, según el grosor. Pasado este tiempo, apagamos el fuego y sacamos las rodajas del escabeche.
 Quitamos la piel y las espinas a las rodajas de bonito, dejando cuatro trozos limpios por cada rodaja. Volvemos a introducirlos en la cazuela (foto 2ª). Lo podemos degustar así templado o bien dejar enfriar dentro del escabeche, si lo queremos comer frío. De las dos formas está muy rico.

bonito en escabeche con ensalada de rúcula
PASO 2º:

 Para acompañar el bonito y aportarle frescor al plato, elaboramos una ensalada de rúcula, aderezada con aceite oliva virgen extra, sal y zumo de limón verde. También podemos poner sobre ésta, unas lascas de parmesano sacadas con un pelador y unos piñones tostados.
 Servimos el bonito, frío o templado con sus verduras por encima, salseado con el escabeche y acompañado de la ensalada de rúcula (foto 3ª).
 NOTA: Podemos dejar enfriar el bonito y guardarlo en la nevera. Nos durará varios días bien cubierto con el escabeche.
 El escabeche lo podemos colar y guardar, para hacer otra elaboración con otro o el mismo pescado, o bien utilizarlo para aderezar ensaladas.
 Podemos incorporar al plato otras verduras y/o hierbas aromáticas como el puerro, el tomillo, el romero...según nuestro gusto.

 
2017© www.elrincondemarimel.com