PASTEL DE CHOCOLATE Y VAINILLA
www.elrincondemarimel.com

Inicio
Carnes
Pasta Arroces
Pescados
Mariscos
Pintxos
Tapas
Postres
Verduras Legumbres
Taller de Cocina


PASTEL DE CHOCOLATE Y VAINILLA

Ingredientes:

- 175 gr. de azúcar
- 175 gr. de mantequilla pomada
- 150 gr. de harina
- Una cucharada de levadura en polvo
- 3 huevos
- Una cucharada sopera de cacao en polvo
- Una cucharada sopera de extracto de vainilla
- 2 cucharadas soperas de almendras picadas (granillo)
- Mantequilla para untar el molde




PASO 1º:

 Untamos con mantequilla un molde rectangular (de los de Plum Cake). Ponemos dentro la almendra picada, y lo balanceamos con ambas manos, para que se quede la almendra adherida a las paredes. Le damos la vuelta al molde, para desechar la almendra sobrante.(foto 1ª)
  Por otra parte ponemos la mantequilla en un bol, junto con el azúcar, y la trabajamos, con un tenedor o una varilla, hasta obtener una masa esponjosa. Batimos los huevos, como para tortilla, y los vamos añadiendo a la masa anterior, sin dejar de mezclar. Tamizamos la harina, junto con la levadura, y lo incorporamos a la preparación anterior, mezclando bien, con una cuchara.
 Repartimos la masa en dos recipientes. A uno de ellos, le añadimos el extracto de vainilla, y mezclamos bien. En la otra mitad de la masa, echamos el cacao en polvo, y lo mezclamos igualmente. (foto 2ª)


PASO 2º:

  Vertemos la mitad de la masa de vainilla, en el fondo del molde, y lo alisamos con una espátula. Seguidamente, sobre ésta, echamos la mitad de la masa de cacao, y la volvemos a alisar. Sobre ésta, ponemos el resto de la masa de vainilla, y alisamos de nuevo. Finalmente, vertemos el resto de la masa de cacao.
  Metemos el molde al horno, previamente caliente, a 170º, durante 40 minutos. (Cuando se cumplan 20 minutos de horno, cubrimos el molde con hoja de aluminio, y continuamos con la cocción, hasta los 40 minutos recomendados anteriormente).
  Transcurrido este tiempo, pinchamos el centro del pastel con una brocheta. Si nos sale limpia, el pastel ya está hecho. Si nos sale untada de masa, necesita algo más de tiempo de horno.
  Una vez hecho el pastel, lo sacamos del horno, y lo dejamos reposar durante unos minutos en el molde. Seguidamente, le pasamos una espátula, por todo el contorno, entre el pastel y el molde, y se vuelca sobre una fuente. Si utilizamos un molde de silicona se despegará muy fácilmente, sin necesidad de pasarle la espátula. Cuando lo cortemos, veremos que las capas han variado su forma, adquiriendo una muy bonita. (foto 3ª)

 

 
2017© www.elrincondemarimel.com