RISOTTO DE QUINOA CON BROCOLI Y LANGOSTINOS
www.elrincondemarimel.com

Inicio
Carnes
Pasta Arroces
Pescados
Mariscos
Pintxos
Tapas
Postres
Verduras Legumbres
Taller de Cocina

RISOTTO DE QUINOA CON LANGOSTINOS Y BRÓCOLI



caldo de langostinos

Ingredientes (4 pers):

- 320 grs. de quinoa
- 2 chalotas
- Aceite de oliva
- Medio vasito de vino blanco
- 50 grs. de queso Mascarpone
- Un brócoli
- 12 langostinos
*Para el caldo:
- 1 litro de agua
- Cascaras y cabezas de los langostinos
- 6 hebras de azafrán
- Perejil
- Alguna verdura
*Para la salsa:
- Cabezas de los langostinos
- Una copa de brandy
- 20 cl. de nata líquida
- Medio vasito de caldo

PASO 1º:

 En primer lugar pelamos los langostinos y reservamos las cabezas y las cáscaras. Ponemos a rehogar en un cazo con un poco de aceite, las cáscaras de los langostinos y cuatro de sus cabezas. Pasado un par de minutos cubrimos con agua e incorporamos algún resto de verdura que tengamos (la coleta de una cebolleta, una zanahoria, unos champiñones…etc). Además añadimos unos tallos de perejil, y unas hebras de azafrán (previamente las envolvemos en papel de aluminio y las situamos cerca de una fuente de calor para que se tuesten un poco y cojan más aroma). Sazonamos y dejamos que el caldo hierva suavemente unos 15 minutos (foto 1ª).
  Pasado este tiempo apagamos el fuego y tapamos el cazo como si fuese una infusión.




lavamos la quinoa



rehogamos la quinoa

PASO 2º:

 Lavamos la quinoa sobre un colador en agua fría, bajo el chorro de agua del grifo (foto 2ª). Escurrimos bien.
 Para elaborar el risotto, colocamos en una cazuela un chorro de aceite y pochamos en ella sin que nos coja color las chalotas picadas. Incorporamos la quinoa lavada previamente, rehogamos un minuto, y mojamos con el vino blanco. Dejamos que el vino se evapore completamente y le vamos añadiendo el caldo caliente de la infusión poco a poco. Según se vaya evaporando, vamos añadiendo más, y seguimos removiendo, como cuando se hace un risotto (foto 3ª). Lo tenemos cociendo unos 15 minutos, hasta que el grano esté cocinado, pero que todavía muestre un poco de resistencia al morder “al dente”.

PASO 3º:

 Por otra parte lavamos el brócoli, lo secamos bien:
  Con un rallador, rallamos la primera capa exterior, sacándole los granitos verdes que lo recubren (foto 4ª).
  Cuando la quinoa esté cocida le añadimos el queso,  los granos de brócoli y un buen chorro de aceite (foto 5ª). Trabajamos un poco para que se funda el queso y le demos cremosidad al guiso.  Ponemos a punto de sal y pimienta.
 El resultado será un risotto de quinoa cremoso, pero con textura  “al dente”, crujiente en boca, tanto por parte de la quinoa, como del brócoli. Si nos gusta más pasado (es una pena), tendremos que dejar que el brócoli se nos cocine un par de minutos junto con la quinoa.



cuscus de brócoli


risotto de quinoa y brocoli

PASO 4º:

 Mientras cocinamos el risotto hacemos una salsa rápida de marisco. Para ello, rustimos el resto de las cabezas de los langostinos reservadas, con un poco de aceite en un cazo. Las aplastamos para que suelten todo su jugo, le añadimos el brandy, y dejamos que este se reduzca a seco. No lo quemamos porque se nos quemarían los bigotes de las cabezas, y nos daría mal sabor a la salsa. Una vez evaporado todo el alcohol, incorporamos la nata y un poco del caldo de la infusión y lo dejamos reducir unos 5 minutos (foto 6ª). Trituramos todo y lo pasamos por un colador fino. Lo volvemos a poner al fuego  (suave) hasta conseguir el espesor de salsa deseado. Ponemos a punto de sazonamiento y reservamos
 

PASO 5º:

 Por último en el momento de servir, hacemos una incisión con el cuchillo en el lomo de cada langostino y los abrimos al medio en forma de abanico. Les quitamos el intestino.
  Los salteamos en una sartén a fuego fuerte, con unas gotas de aceite, que cojan colorpor fuera pero que queden jugosos por dentro. Sazonamos.
  Para emplatar, disponemos la quinoa, con ayuda de un molde, en el centro de cada plato. Encima colocamos tres langostinos fritos. Sacamos el molde, decoramos alrededor con la salsa, y servimos (foto 7ª).
 


salsa rápica de langostinos


risotto de quinoa con brócoli y langostinos


PASO 6º:

 NOTA:La quinoa es una semilla, pero puede emplearse como un cereal. Es especialmente beneficiosa en la dieta de personas celíacas, ya que no contiene gluten.
 Además, tiene un mayor aporte proteico que los cereales, alto contenido de fibra insoluble y un bajo índice glucémico. Contiene grandes cantidades de flavonoides, incluyendo quercetina y kaempferol, potentes antioxidantes vegetales, lo que contribuye a la obtención de numerosos beneficios para la salud.
 Por todo eso la quinoa es considerado un superalimento, al igual que el brócoli, lo que hace de esta receta además de sabrosa, muy saludable.

 
2017© www.elrincondemarimel.com