PASTA AL "PESTO GENOVÉS"
www.elrincondemarimel.com

Inicio
Carnes
Pasta Arroces
Pescados
Mariscos
Pintxos
Tapas
Postres
Verduras Legumbres
Taller de Cocina


PASTA AL "PESTO GENOVÉS"


Ingredientes:

- 300 grs. de pasta (macarrones,espaguetis..)  
- Aceite de oliva y sal.

*Para la salsa pesto:
- 50 grs. de hojas de albahaca fresca
- 50 grs. de queso parmesano o de oveja curado
- Un diente de ajo
- 30 grs. de piñones
- Un vasito de aceite de oliva virgen extra
- Sal gruesa

 

PASO 1º:

  Para hacer el pesto, tostamos ligeramente los piñones en una sartén sin nada de aceite, con cuidado de que no se nos quemen.
 Por otra parte lavamos las hojas de albahaca y las secamos bien.  En un mortero, machacamos el diente de ajo (al cual le quitamos el germen) con un poco de sal gruesa. Añadimos la albahaca, y la aplastamos contra la pared del mortero para que vaya soltando su aroma (foto 1ª). Cuando la albahaca haya soltado su líquido, incorporamos los piñones, y el queso recién rallado (es mejor comprar un trozo y rallarlo nosotros, que comprarlo ya rallado). Trabajamos hasta tener una masa uniforme. Por último, vamos añadiendo el aceite poco a poco, ligando la salsa, como si de una mahonesa se tratase.
 También podemos colocar todos los ingredientes en el vaso de la batidora, y triturar (no excesivamente), hasta obtener una masa homogénea, pero con textura granulosa. Con el mortero la salsa será menos compacta, notándose trocitos de sus ingredientes. Aunque laboriosa, esta última es la que más me gusta.

Pasta al pesto genovés

PASO 2º:

  Cocemos la pasta en una cazuela con abundante agua. Cuando el agua empiece a hervir, añadimos un puñado de sal y un chorrito de aceite de oliva. Vertemos la pasta y un poco antes del tiempo de cocción que viene en el envase, comprobamos su punto de cocción. Cuando veamos que esté "al dente" escurrimos la pasta, no la enfriaremos, y reservamos un poco del caldo de su cocción.
  En la misma cazuela, colocamos la pasta escurrida y la rehogamos con poco de aceite (foto 2ª). Añadimos el pesto y un par de cucharadas del agua de cocción reservada (para aligerar la salsa), damos un par de vuelta y servimos. Podemos acompañar la pasta, con queso rallado y unos pocos piñones tostados por encima; y unas anchoas (marinadas o en salazón) enrolladas (foto 3ª).
 NOTA: podemos conservar el pesto metido en un tarro o en un tupperware, cubierto con una ligera capa de aceite de oliva (para evitar la oxidación) en la nevera durante un par de semanas.
 Esta salsa puede acompañar también tus platos de pescado. Y mezclada con un poco de agua y vinagre, elaborar con ella una magnífica vinagreta.

 
2017© www.elrincondemarimel.com