PASTEL MORUNO DE CORDERO, QUESO Y ESPINACAS
www.elrincondemarimel.com

Inicio
Carnes
Pasta Arroces
Pescados
Mariscos
Pintxos
Tapas
Postres
Verduras Legumbres
Taller de Cocina


PASTEL MORUNO DE CORDERO, QUESO Y ESPINACAS


  El plato que a continuación os presentamos,  es un pastel de cordero, el cual viene condimentado con una gran gama de productos que tradicionalmente se emplean para acompañar esta carne: espinacas, pasas, frutos secos, miel…
 Se suelen emplear para el relleno de una pieza de cordero por ejemplo. Pero en esta ocasión le daremos otra imagen, intentando asemejarlo al blakawa (un postre típico turco, en forma de diamante (romboide) compuesto por diferentes capas). Lo  aliñaremos con Ra El Hanout, el conjunto de especias por excelencia de la cocina morura.  El resultado como podéis comprobar si os animáis a hacer este plato, es  espectacular.


ras el hanout
Ingredientes (8 pers.):

*Para el pastel:

- 500 grs. de carne de cordero picada
- Una cebolla grande
- 2 dientes de ajo
- Una cucharadita de Ras El Hanout
- Sal y pimienta
- Aceite de oliva virgen extra
- Un racimo de cilantro fresco
- 400 grs. de espinacas frescas
- 30 grs. de pasas de corinto
- 250 grs. de queso Ricotta
- 50 grs. de queso Emmental rallado
- 9 huevos
- Almendras granillo
- Miel de azahar
*Para el acompañamiento:
- 150 grs. de trigo tierno
- Verduras variadas

PASO 1º:


 En primer lugar hacemos el relleno principal de la carne. Le pedimos al carnicero que nos pique carne de una pierna  o paletilla de cordero o lo hacemos nosotros. Primeramente la deshuesamos y luego la picamos en la picadora o en un robot.
En una cazuela con un poco de aceite de oliva  rehogamos la cebolla y los ajos muy picados. Cuando estén bien pochados añadimos la carne, salpimentamos, incorporamos la cucharadita de Ras el Hanout (foto 1ª) y seguimos rehogando hasta que la carne este hecha. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.










PASO 2º:


 Por otra parte cocemos las hojas de espinacas limpias, en una cazuela con agua hirviendo sazonada durante unos 3 minutos (foto 2ª). Escurrimos bien, apretamos para que suelte toda el agua posible. Hacemos bolas con las espinacas y las picamos sobre una tabla con el cuchillo.  Las ponemos en un bol, añadimos las pasas picadas, un par de cucharadas del relleno de carne, 3 huevos y mezclamos hasta integrarlo todo perfectamente, reservamos.
 En otro bol juntamos los quesos, le añadimos 3 huevos (foto 3ª), 2 cucharadas de la carne y mezclamos bien. Reservamos.


PASO 3º:


 Por último, lo que nos quede de relleno lo colocamos en un bol, le añadimos el cilantro fresco picado y 3 huevos. Mezclamos y reservamos.
Cogemos una fuente apta para el horno y le colocamos en el fondo una tira de papel sulfurizado, para poder desmoldar mejor el pastel.  Pincelamos la fuente de aceite y vertemos sobre ella el relleno de espinacas.
Metemos al horno precalentado a 180º durante unos 8 a 10 minutos (según la altura que tenga esta capa), hasta que se nos haya cuajado un poco.









PASO 4º:


 Sacamos y vertemos encima el relleno de quesos (foto 4ª). Volvemos a meter al horno otros 10 minutos.
  Sacamos y colocamos encima el último relleno (el de la carne) introducimos de nuevo en el horno unos 8 minutos, sacamos y esparcimos por  toda la superficie la almendra granulada y vertemos sobre ella un hilo fino de de miel (foto 5ª). Volvemos a introducir al horno hasta que la almendra se nos dore y el pastel se cuaje completamente.

PASO 5º:


 Lo comprobaremos introduciéndole una brocheta. Esta ha de salir seca, si sale húmeda,  dejamos el pastel unos minutos más. Si vemos que la almendra se nos tuesta en exceso, y el pastel todavía no está, lo tapamos con papel de aluminio. Es importante controlar al final la temperatura y la posición del horno para que el pastel nos quede perfectamente  cuajado y con la almendra dorada (foto 6ª).
  Dejamos entibiar para desmoldar y cortar.






pastel moruno de cordero queso y espinacas


PASO 6º:


 Mientras tanto,  cocemos el trigo, en una cazuela con agua sazonada durante unos 10 minutos.
 Escurrimos y lo mezclamos en un sartén con unas verduras previamente rehogadas, cortadas en cuadraditos pequeños (las que más nos gusten: calabacín, zanahoria, cebolleta,  pimiento rojo y verde…etc.) (foto 7ª). Ponemos a punto de sal.
Cortamos el pastel en cuadrados o rombos (por la semejanza al blakawa).
Disponemos en cada plato un par de porciones y las acompañamos con una hilera de trigo (foto 8ª).

 
2017© www.elrincondemarimel.com